La hipertensión arterial es una patología clínica crónica que se caracteriza por el aumento de la presión sanguínea en las arterias. Tiene diferentes síntomas dependiendo la gravedad y el avance de la enfermedad, como: dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales. Sin embargo, en sus inicios es una enfermedad que no presenta síntomas claros, o que pueden no manifestarse durante mucho tiempo.

Las consecuencias de la hipertensión pueden ser fatales, dependiendo si no es tratada con rapidez, y sus primeras complicaciones pueden derivar el endurecimiento de las arterias (lo que dificulta el paso de la sangre), una trombosis cerebral, ensanchamiento del corazón, o un infarto al miocardio.

La única manera de prevenir la hipertensión en el hombre moderno es modificando sus hábitos para controlar la tensión arterial, adoptar dietas saludables, hacer ejercicio, dejar el consumo de tabaco, tratar problemas de obesidad, el consumo excesivo de alcohol, etc.   

Si quieres saber más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: dr.yonatan.rivera@gmail.com